Paraguay: Entre la expectativa y la incertidumbre
abril 29 - 2013

Por César Romero Cuevas

Luego del paréntesis del gobierno del ex presidente Lugo, el país vuelve a viejos equilibrios. Hay perspectivas de un notable crecimiento, pero depende de la clase política que se cumpla este vaticinio.

Con la promesa de “Un nuevo rumbo para el Paraguay”, Horacio Cartes (46,8%)  del Partido Colorado, resulto electo en las elecciones del domingo pasado en Paraguay.

Mecánico de aviación devenido empresario multimillonario, cuestionado interna y externamente por sus adversarios en la política y los negocios, y votado por segunda vez en su vida – lo había hecho antes en las internas de su partido al que se había afiliado un par de años antes -, consiguió un triunfo inobjetable, reconocido por las 24 agrupaciones políticas en competencia y todas las misiones de observadores internacionales que se dieron cita en el Corazón de Sudamérica.

Por segunda vez en más de 200 años de historia, el país se apresta a un cambio de signo político en el Poder Ejecutivo de manera pacífica, lo había hecho 5 a años atrás. Con ello, para este espectador, el juicio político a Lugo se reduce así a un episodio más de la intrincada historia política del Paraguay, ya que el Parlamento Nacional con 64 nuevos legisladores, de 125, y con el depuesto presidente entre ellos, intentará presentar un nuevo rostro, para contraponer al ya desfigurado por las componendas, tretas y negociados.

Una ciudadanía que según sondeos, repudiaba en más de un 50% al juicio político realizado en junio pasado contra el ex obispo Fernando Lugo, sin embargo le dio un tímido respaldo a una izquierda dividida que pudo lograr 7 representantes en el Senado y 2 en Diputados. El rechazo por la falta de “pureza doctrinal” a unos nuevos 7 parlamentarios de distintas agrupaciones que apostataron sobre Lugo, hace que ese sector pierda su peso a la hora de las negociaciones, que seguro serán espinosas en este periodo parlamentario que se iniciara el 1 de julio.

Por su parte, los Liberales, tras lo que ya se interpreta como una cadena de errores, incluso desde antes haber abandonado a Lugo, del que eran aliados, hasta días previos a estas justas, vuelven tras las elecciones a su ya tradicional posición opositora. Los partidos de derecha manifiesta también estarán presentes en el Parlamento, pero con una presencia reducida a valores mínimos.

El Partido Colorado tendrá mayoría propia en Diputados, con 44 de 80 votos. En el Senado  le faltaran 5 votos para la mayoría simple. A nivel de gobernaciones, de un total de 17, 12 quedaron en manos de los colorados, 5 serán administradas por los Liberales y sus aliados.

Cifras sin precedentes ni parangón

Paraguay que este año crecerá un 13%, según estimaciones del Banco Central, tiene quizá los números más atractivos de la región para iniciar un despegue económico sin precedentes ni parangón regional: en 2012 hubo una inflación acumulada del 4%; el desempleo se situó en el 6,9 % de la población económicamente activa, el subempleo en cambio abarca el 25%. La tasa de crecimiento poblacional es del 1,9%, y el Producto Bruto Interno per cápita alcanzó los USD 3.749 en 2011. A enero de 2013 el endeudamiento externo del país era de 2.600 millones de dólares, mientras que la deuda interna se ubicaba en torno a los 1.300 millones de dólares. De las señales que dará la clase política dependerá que se confirmen este vaticinio:

Y se requiere de signos, porque con casi el 50% de la población bajo la línea de la pobreza, según informa la CEPAL, son cada vez más los excluidos de la torta, que si bien crece año a año, se reparte entre menos comensales y con mas inequidad. Y si bien la pobreza y la desigualdad fueron eje de campañas de todas las agrupaciones políticas, habrá que ver si los políticos, logramos desarrollar acciones y políticas que, por encima de los intereses partidarios, logren una reducción significativa de esta condición social endémica y estructural, que admás de agravar la inseguridad hace incierta cualquier expectativa positiva.

Expectativa e incertidumbre

La vuelta del Paraguay a los bloques regionales UNASUR y MERCOSUR, condicionada ya en el saludo de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al nuevo presidente y la condición establecida por la Unión Europea, del regreso de Paraguay para continuar las negociaciones con el MERCOSUR, ponen una nota de expectativa de cómo el nuevo Gobierno negociará esto temas.

El desconocimiento de Venezuela como socio pleno del MERCOSUR, la re-negociación del tratado de Itaipú con Brasil en puertas (2023), así como la falta de acuerdo sobre la deuda de Yacyreta con la Argentina, son las variables en juego en las negociaciones internacionales, en la que este observador presagia  enormes dificultades para el nuevo Gobierno, que así como están las cosas, tendrá que pedir ayuda al “gran hermano” que siempre juega oculto estos partidos.

El Partido Liberal, la mayor fuerza opositora estará ocupado en reconstruirse. El Partido Colorado, tendrá que hacer buena letra, si aprendió la lección de la llanura y tratar de entender a su nuevo líder, que llega sin códigos a la política. Se convertirá Fernando Lugo, amigo de los bolivarianos, en la pieza de la salvación o en la manzana de la discordia, sea para Tirios o para Troyanos? El tiempo lo dirá…

*** Afiliado al Partido Liberal, ocupo cargos en la administración pública, miembro del MppU- Py.

Articulo publicado en: http://www.ciudadnueva.org.ar

Una Respuesta a “Paraguay: Entre la expectativa y la incertidumbre”

  1. Bernardo dice:

    Muy buen artículo, objetivo y centrado.

Deja un comentario

Ultimas noticias

Ultimos comentarios

Archivos

Etiquetas